La técnica de masaje KOBIDO, que significa “antiguo camino de la belleza” o lifting facial natural, era empleada por los emperadores japoneses. Actúa sobre la musculatura profunda, relajando las arrugas, líneas de expresión y redefiniendo el ovalo. Además, favorece la producción de colágeno y oxigena tus células ayudando a eliminar las toxinas acumuladas.

Al actuar sobre puntos siatsu es muy útil para aliviar las migrañas y relajar los hombros, cuello, cara y cráneo, favoreciendo un profundo relax que se verá reflejado en tu piel.

¿Por qué no te regalas este tratamiento?